Aprendizaje Automático para el día a día

Aprendizaje Automático para facilitar la actividad diaria de las personas.

El Aprendizaje Automático (Machine Learning) es una de las técnicas de análisis de datos más importantes de la Inteligencia Artificial, que enseña a los ordenadores a hacer lo que resulta natural para las personas y los animales: aprender de la experiencia. Los algoritmos de aprendizaje automático emplean métodos de cálculo para “aprender” – inferir resultados – directamente de los datos sin depender de una ecuación predeterminada como modelo. Los algoritmos mejoran su rendimiento a medida que aumenta el número de muestras disponibles para el aprendizaje. lo que se denomina forma o estrategia adaptativa.
¿Qué es el Aprendizaje Automático?

Antes de continuar, sería bueno preguntarnos ¿cuál es la definición de aprender?

“Adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o de la experiencia.”     Real Academia Española

Siguiendo esta definición de la RAE, y trasladándola al Aprendizaje Automático, podríamos decir que una máquina es capaz de aprender a partir de la experiencia, no por un proceso de instrucciones programadas de ante mano por una persona. Se pretende alimentar la experiencia de un dispositivo inteligente por medio de objetos con los que se entrenará para aprender (Ver ejemplos más abajo).

 ¿Para qué se utiliza el Aprendizaje Automático?

El Aprendizaje Automático prácticamente cuenta con tantas aplicaciones como imaginemos, pudiéndose adaptar a tantas situaciones como datos con los que contemos.

Los más relevantes son:

  • Reconocimiento de voz.
  • Motores de buscadores.
  • Predicción y pronósticos de clima, tráfico, etc..
  • Detección de fraudes con el uso de tarjetas de crédito
  • Vehículos autónomos y robots.
Ejemplo:

Como ejemplo práctico de Aprendizaje Automático podríamos citar la aplicación nueva de Samsung “Bixby”, un nuevo asistente virtual con inteligencia artificial de Galaxy S8 y S8+, que sirve para interactuar con el móvil. La aplicación es similar a los ya existen (Cortana, Siri, etc); pero se destaca por su innovación en base al Aprendizaje Automático. Este asistente tiene la capacidad de aprender de nuestras rutinas diarias, brindándole al usuario sugerencias, además de detectar comportamientos frecuentes, etc.

Bixby puede por ejemplo sugerir llamar a contactos con los que se intercambiaron muchas llamadas; noticias donde los temas mencionados han sido buscados con frecuencia, mostrarle aplicaciones más usadas.

Podemos entender los beneficios que brinda la utilización de Aprendizaje Automático, mejorando la calidad de máquinas y dispositivos, pero a su vez, ayudando a los usuarios para que sus actividades diarias sean cada día más sencillas.

Utilizando tecnologías como esta, personas como Liat Kaver, Gerente de Producto de Google, quien padece de hipoacusia – disminución de la sensibilidad auditiva -, siente muy de cerca los beneficios. A partir de su discapacidad, ella y su equipo de trabajo, se involucraron en un proyecto de subtítulos automatizados, para YouTube. Ella afirma que la creación de videos es cada vez mayor e impresionante, pero que no todos los videos tienen subtítulos, por lo que personas con problemas auditivos como ella, no logran disfrutar del contenido totalmente. Con su proyecto, busca mejorar la calidad de estos subtítulos, a partir de algoritmos de aprendizaje o del reconocimiento del habla. Logrando traducir el video sin que un humano deba participar.

Para finalizar, le compartimos la frase citada por Liat, haciendo mención a la utilización de aprendizaje automático.

 

“Para las personas como yo, que necesitamos adaptaciones en algunas situaciones, el aprendizaje automático nos ofrece la misma independencia que tiene el resto de la gente”

Liat Kaver, Gerente de Producto de Google

 

Post by Yulliana Clames, Analista Funcional de Fx2.