BPM: más que un modelado de procesos

BPM: más que un modelado de procesos

 

El BPM es una combinación de los procesos de negocio clave, las personas y la tecnología, alineados para alcanzar las metas de una organización. Por eso adquiere gran relevancia en la transformación digital.

Se trata de un elemento dentro de la transformación digital que experimenta crecimientos estables y constante lo que demuestra la importancia que para las empresas tiene esta tecnología. Esta evolución positiva responde al aumento de la adopción del mundo BPM en el midmarket que ahora tiene acceso a estas plataformas de gestión gracias a la reducción de costes.

En general, el mercado para BPM ha cambiado en los últimos años, desde un énfasis en la optimización de sistemas y procesos internos para una mejor efectividad a unas prioridades de en tema de tecnología de negocio de cara al cliente. Los clientes ahora son la vanguardia de la innovación empresarial.

BPM es la tecnología clave para la transformación digital, apoyando la integración y aplicación de tecnologías digitales en modos que llevan a cambios fundamentales a todos los niveles de operaciones empresariales, desde los procesos cara al cliente como los internos.

Ventajas

La tecnología BPM automatiza cada uno de los procesos fundamentales de una empresa, y ayuda a las compañías a abandonar los métodos manuales basados en hojas de cálculo. El reporting y el análisis son también funciones esenciales dentro del BPM, ya que proporcionan una línea de conocimiento por actividad, con lo que es posible saber si se permanece dentro de los márgenes de ejecución en todo momento.

Pero hay más. Para Miguel Ángel Díaz, Business Development Manager, AppDev & Middleware de Red Hat, “las principales ventajas son el ahorro de costes y la transparencia de todos los procesos en la empresa. Esto es posible porque el BPM automatiza los procesos empresariales en busca de la eficiencia de los recursos humanos, permitiendo que se lleven a cabo los procesos de una manera ágil y mejorándolos a medida que los va monitorizando e identificando las ineficiencias y los cuellos de botella de los propios procesos. Lo mejor de todo es que estos procesos son visibles y transparentes para toda la organización”.

No sólo un modelizador

Las soluciones de BPM aportan un gran valor añadido a las organizaciones. Actualmente se requiere de herramientas para aumentar la competitividad y productividad y reducir los costes y eso lo proporcionan las soluciones BPM. No obstante, es necesario elegir de forma correcta ya que en muchos casos nos encontramos con una solución que no es más que un simple modelizador. Esto es un error ya que la modelización de los procesos permite ser transparente e identificar de qué manera ser eficiente.

Sin embargo, y tal y como señala el portavoz de Red Hat, “el principal valor del BPM está en la automatización, la gestión dinámica de lo que está ocurriendo y el hecho de poder tomar decisiones en tiempo real. La modelización se trata de un primer paso cuando se tiene en mente automatizarlo”.

BPM debe permite además:

  • Controlar electrónicamente los procesos de negocio, para saber en qué estado se encuentran, quién está haciendo qué y cuándo, y permitir su monitorización en tiempo real para detectar posibles fallos, cuellos de botella, etc. dotando así de capacidad de reacción temprana a las empresas.

  • Ejecutar los procesos de negocio de manera automatizada siempre que sea posible y hacerlo siguiendo las reglas de negocio que se hayan definido para mejorarlo y optimizarlo.

  • Mantener la trazabilidad de dichos procesos en previsión de posibles auditorías internas o externas futuras donde haya que demostrar qué pasó, cuándo y por qué, etc.

  • Medir los KPIs clave del rendimiento de cada proceso, mediante cuadros de mando de Analítica de negocio o Business Intelligence interactivos y en tiempo real con los indicadores más importantes, que permitan profundizar en la información de menor a mayor nivel de detalle para poder localizar la información más valiosa como las claves necesarias para tomar decisiones, posibles desviaciones, etc.

 

Fuente: CTI Soluciones